Articulo de Accio Antifeixista del Pais Valencia. para Diagonal


El colectivo nace ante la terrible impunidad de la que gozan los grupos fascistas en nuestro país, ante la oleada de ataques y atentados que se vienen sucediendo en Valencia y tras la manifiesta preocupación que los colectivos sociales denuncian reiteradamente. Pero el discurso oficial de “hechos aislados” que pormenorizan el problema y la espectacularización que los medios de comunicación suelen aplicar nos obligan a replantearnos la estrategia. Necesitamos una respuesta contundente pero limpia, a la que no se le pueda reprochar nada por sus difusas denuncias, por sus métodos o por su falta de argumentación. Se necesita articular una respuesta capaz de ser sentida como propia por la mayor parte posible de la sociedad, y no reducir nosotros mismos la cuestión a una lucha entre polos opuestos, haciéndole el juego al discurso oficial y regalando titulares a la prensa.

Identificar el problema

El primer paso fue la identificación de los grupos fascistas que actúan en el País Valenciano, buscando conexiones, identificando a sus líderes y siguiendo su actividad política. El problema del fascismo no se reduce a las bandas de skinheads neonazis, sino que existe un oscuro entramado empresarial y político que financia y promueve las actividades de estos grupos. Es vital llegar hasta la cima, realizar análisis rigurosos y exhaustivos del movimiento fascista que nos permitan argumentar y demostrar la relación directa entre los que financian y difunden las ideas fascistas y los que las ejecutan de manera violenta. Existen diferentes frentes abiertos en todos los sectores sociales desde donde se combate el racismo y el fascismo; desde las escuelas hasta los colectivos sociales, pues el problema no se reduce a una cuestión de seguridad, empieza por la educación y depende de muchos factores que a menudo se descuidan.

La creación de la web independiente www.antifeixistes.org, en la que participan diferentes colectivos de todo el País Valenciano ha dotado al movimiento y a los medios de comunicación de una base de datos fundamental para acreditar las denuncias públicas y completar informaciones. De la misma manera, es fundamental el contacto y el seguimiento de los grupos de riesgo -el colectivo inmigrante, homosexual y el de izquierdas- habituales víctimas de la violencia fascista. Escuchar a los afectados y unir los esfuerzos contra el problema común es vital para rentabilizar la actividad, estando al tanto de las agresiones, ofreciendo información e invitando a que se denuncie ya que es habitual que solo alrededor de un 20% de las agresiones acaben en denuncias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*