Según el portavoz de la Comisión de Energía de Ecologistas en Acción, es” inviable” iniciar el debate sobre el  ATC sin tener definido un programa de cierre de las centrales en funcionamiento

El Ministerio de Industria ha hecho pública la lista de municipios admitidos para albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC). La lucha por el cementerio nuclear entre los pueblos ha comenzado y Extremadura tiene el desagradable honor de contar con un candidato oficial: Albalá.

Ecologistas en Acción comenzó el 4 de febrero en Valdefuentes (Cáceres), localidad situada a diez kilómetros de Albalá, la primera de las charlas de una campaña informativa en contra del ATC que recorrerá la Comarca de Montánchez, Cáceres y Trujillo.

La charla estuvo dirigida por Ladislao Martínez, químico, portavoz de la Comisión de Energía de Ecologistas en Acción y un activista comprometido con la lucha contra la energía nuclear desde su instalación en España.

¿En qué consiste la charla sobre la ATC que ofreciste en Valdefuentes?

Se trata de una campaña informativa en la que queremos sensibilizar a los vecinos de la comarca de los riesgos y las “perversidades” que implica acoger un cementerio nuclear en Albalá.

Una vez que los municipios   se recuperen del impacto de haber conocido las intenciones del equipo de gobierno de Albalá, vamos a estar a su lado y vamos a movilizar a toda la comarca para impedir que instale el almacén.

¿Cómo evalúa las candidaturas de Albalá y Granja de Torrehermosa?

Las solicitudes de ambos ayuntamientos han sido “desafortunadas” y han estado marcadas por un proceso “oscuro y antidemocrático”.

Los ediles no han preguntado la opinión de los vecinos y han evitado realizar un debate o referéndum para que los ciudadanos expresaran su opinión.

El caso “más grave” ha sido el de Granja de Torrehermosa (su solicitud ha sido rechazada por el Ministerios de Industria),   teniendo en cuenta que la candidatura no fue aprobada en pleno y tuvimos conocimiento de ella gracias a la lista provisional de admitidos y excluidos de Industria.

¿Piensa que el debate iniciado en España sobre el cementerio nuclear es adecuado?

Es “inviable” iniciar el debate sobre la ubicación del cementerio nuclear sin tener un programa de cierre de las nucleares. El Gobierno central intenta buscar una solución a los residuos mientras apoya la prórroga de la vida útil de los reactores nucleares en activo.

¿Este debate elude algunas cuestiones de interés?

Por supuesto. En ningún momento se habla de las cifras económicas que supone la gestión de los residuos radioactivos, y cuyo presupuesto total asciende a 13.000 millones de euros. Se trata de una cifra publicada en el VI Plan de Energía Nuclear y que todos podemos consultar por Internet.

Esta cantidad incluye la gestión del combustible gastado y de los residuos de media y baja actividad, el desmantelamiento de las centrales y otra partida para investigación.

¿Qué riesgos implica la gestión de los residuos radioactivos de las nucleares españolas?

Existe una secuencia de posibles accidentes que vuelve “muy peligrosa” la gestión de los residuos nucleares. Los residuos son manipulados por maquinaria pesada y “nadie” puede asegurar que no se produzca un error de manejo técnico o humano.

Una vez que los elementos combustibles quedan almacenados, existe un riesgo “elevado” de erosión del material aislante, debido a que las barras de uranio emiten calor de manera constante.

Tampoco “nadie” puede asegurar que no se produzca un accidente durante el transporte de los residuos hasta la planta. Un accidente en el transporte puede generar la radiación directa a las personas o incluso la dispersión del material.

¿Es necesaria la energía nuclear para hacer frente a la demanda eléctrica?

No, la energía eólica podría sustituir a corto plazo a la producción eléctrica cuando entre en funcionamiento los planes eólicos previstos. La ciudadanía desconoce que la aportación de las nucleares a la demanda eléctrica española no supera el 20%, una cantidad que podrían generar las eólicas a corto plazo.

También tenemos que hacer referencia a la “merma” que han sufrido las nucleares en el suministro eléctrico. Según los datos de Red Eléctrica Española, las nucleares han producido este año un 15 por ciento menos de electricidad que en el mismo periodo del año anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*