Entrevista con Hossam al-Hamalay

[Hossam al-Hamalay es miembro de la organización Socialistas Revolucionarios, así como del Centro de Estudios Socialistas de El Cairo. Periodista, bloguero, es uno de esos jóvenes "ciberguerrilleros" que están en el corazón de las revoluciones en curso en el mundo árabe. Ocupante regular de la plaza Tahrir, se dedica a difundir regularmente una información alternativa en el mundo entero, vía su blog, su cuenta Twitter o su página en Facebook /1. Ha aceptado responder por teléfono a algunas de nuestras preguntas el domingo 6 de febrero. Esperando poder continuar escuchando su punto de vista sobe la movilización los próximos días…]

Melanie Souad y Kevin Vay: ¿Cuál es el ambiente en este comienzo de nueva semana de movilización?

Hossam al-Hamalawy: Hoy la calle estaba eufórica. En la plaza Tahrir, entre medio millón y un millón de manifestantes cantaban contra Mubarak. Ha habido funerales masivos en memoria de un hombre asesinado por la policía durante las manifestaciones. Ha habido igualmente un concierto; había un ambiente de carnaval en la plaza Tahrir. No siempre ha sido así, ha habido días en que hemos sido atacados continuamente por la policía y grupos de criminales a caballo enviados contra nosotros. Parecía una película medieval.

MS/KV: ¿Tienes confianza de cara a la semana que viene?

Hossam al-Hamalawy: La determinación es elevada, eso anima. La gente está confiada en que Mubarak va a irse pronto. Tanto más si se tiene en cuenta que hace una concesión tras otra. Pensamos que vamos a lograr echarle muy pronto.

MS/KV: ¿Ha sido seguido el llamamiento a la huelga general del lunes pasado (31 enero)? Más en general, ¿es la huelga uno de los principales medios de lucha?

Hossam al-Hamalawy: Es cierto que la oposición ha llamado a una huelga general. En realidad, si el país ha quedado más o menos bloqueado, no es tanto a causa de la movilización sino a causa del toque de queda militar y de la represión gubernamental. Entre los millones de egipcios que han tomado parte en las manifestaciones, los militantes de la oposición representan numéricamente una minoría. Los trabajadores toman parte en las manifestaciones de masas en tanto que ciudadanos, y no como trabajadores. Hace dos días que los obreros en huelga han dicho que no volverían al trabajo antes de la caída del régimen. Hay cuatro focos de lucha económica: el molino de Suez, la fábrica de abonos de Suez, una fábrica de textil cerca de Mansoura (alto delta), ha salido a la huelga, han expulsado a su director general y autogestionan su empresa. Hay también una imprenta en el sur de El Cairo que se llama Dâr Almatâbi, donde también han echado a su director y autogestionan la empresa. Pero aunque los trabajadores participan en las manifestaciones, no desarrollan formas de acción independientes, en tanto trabajadores. No hemos visto tampoco trabajadores sindicarse más masivamente y de forma independiente. Pero si llegara, pienso que toda la ecuación de la lucha cambiaría.

MS/KV: Pero es al menos un verdadero acontecimiento…

Hossam al-Hamalawy: Si. Pero no hablo más que de cuatro fábricas, hay centenares de ellas en Egipto. El número máximo de manifestantes estimado por la BBC para el 1 de febrero era de ochomillones de egipcios a escala nacional. Hay que tener conciencia de que la mayoría de ellos son trabajadores y pobres urbanos, el problema es que no tienen su propia dirección.

MS/KV: ¿Qué papel ha jugado la tecnología internet 2.0 en el desencadenamiento de la movilización?

Hossam al-Hamalawy: Internet y la tecnología 2.0 [utilización de herramientas de tipo redes sociales, blogs, skype, etc] han sido instrumentos para difundir la información. Ya sé que los medios principales han llamado a ésta una “revolución facebook”, pero son gentes de carne y hueso las que han salido a la calle a enfrentarse a la policía, e incluso cuando el gobierno ha cortado internet durante cuatro días, además de cortar las redes de comunicación y los sms, la movilización ha continuado. Así pues, si es cierto que la web 2.0 ha sido un factor muy importante para difundir las informaciones sobre las manifestaciones y animar a la gente a ir a ellas, no ha sido el único factor que ha llevado a la gente a la calle.

MS/KV: Considerando que la web 2.0 se ha convertido en una fuente de información al lado de los medios tradicionales, y una herramienta para organizase, ¿el Centro de Estudios Socialistas ha desarrollado una estrategia de propaganda? ¿Cuál es tu posición sobre este tema?

Hossam al-Hamalawy: Los socialistas en Egipto utilizan las herramientas web 2.0 como las demás corrientes políticas; no hemos utilizado de forma particular internet hasta ahora. Aproximadamente 20 millones de los 85 millones de egipcios tienen acceso a internet, pero su fuerza está en que los medios tradicionales han comenzado también a utilizarla como una fuente de información. Si los blogueros más conocidos o los militantes de internet cuelgan algo en su blog leído por unos miles de personas, está más o menos garantizado que la BBC, Al-Jazira u otros medios tradicionales retoman la información y harán que sea leída por millones de personas. Así se difunde la información .

MS/KV: Volvamos sobre la movilización. ¿Qué defendéis en el movimiento en estos momentos el Centro de Estudios Socialistas y tú individualmente?

Hossam al-Hamalawy: En estos momentos, el movimiento socialista intenta empujar la situación hacia adelante en el sentido en que hay actualmente una enorme ocupación en la plaza Tahrir y al mismo tiempo no hay dirección. Hay comités populares en los barrios que garantizan la seguridad y que garantizan también a menudo el aprovisionamiento, organizan el tráfico. Los egipcios fuera de Tharir no están necesariamente familiarizados con lo que allí ocurre. El gobierno difunde mentiras, un día nos acusa de obedecer a agentes extranjeros, después de ser agentes de Al-Jazira, y después agentes de al-Qaeda. Hacen declaraciones estúpidas según la cual estaríamos a sueldo de Israel. Lo que intentamos hacer en este momento es empujar a nuestros contactos en los centros industriales a comenzar a lanzar sindicatos obreros. Es el único medio para salvar la revolución. Particularmente cuando la mayor parte de la oposición tradicional intenta robarla.

MS/KV: ¿Qué piensas del hecho de que haya tres jornadas de acción esta semana?

Hossam al-Hamalawy: Hay acciones todos los días. Sé que los medios han hablado de acciones específicas cada tres días, pero no es lo que los medios dicen. De hecho, las protestas llegan de forma cotidiana.

MS/KV: Todas estas convocatorias a acciones, manifestaciones, etc.. ¿de dónde vienen? ¿Quién estructura estas convocatorias, las lanza?

Hossam al-Hamalawy: La ocupación (de la plaza Tahrir) no tiene una dirección unificada, sino que hay megáfonos en la plaza en los que la gente puede tomar la palabra y expresar sus reivindicaciones, y hay discusiones permanentemente entre los manifestantes sobre la dirección a tomar. Los medios han probablemente repetido el discurso de la oposición tradicional, pero no hay por el momento consenso entre los millones de manifestantes de la plaza.

MS/KV: ¿Participáis en el Movimiento Nacional por el Cambio?

Hossam al-Hamalawy: No formamos parte de él, pero al mismo tiempo, como sus militantes participan en las manifestaciones, estamos codo con codo, pero esto no significa que apoyemos a al-Baradei.

MS/KV: ¿Cómo interviene en el movimiento el Centro de Estudios Socialistas, con qué medios?

Hossam al-Hamalawy: No puedo entrar en detalles sobre este tema, por razones de seguridad.

MS/KV: Hemos convocado una Conferencia Anticapitalista mediterránea los días 7 y 8 de mayo en Marsella, estamos entusiasmados con la idea de oír los ecos de las revoluciones árabes. ¿Cómo piensas que puede ser esto una herramienta?

Hossam al-Hamalawy: Toda reunión internacional puede ayudar mucho a la revolución egipcia. Necesitamos que quienes luchan contra el capitalismo organicen la solidaridad, lleven nuestra experiencia a sus países, organicen manifestaciones ante las embajadas egipcias, hagan presión sobre sus gobiernos para que dejen de intervenir en los “asuntos revolucionarios”. No sobreviviremos y no aguantaremos el impulso revolucionario sin solidaridad internacional…

6/02/2011

http://www.npa2009.org

NOTAS:

1/ http://yfrog.com/h4qeebnj ; en Facebook : 3arabawy ; en Twitter : http://twitter.com/3arabawy

Blog : http://arabawy.org

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Subir

Revolución 2.0: un bloguero revolucionario en la plaza Tahrir

VS 0 | | sección: web | 12/02/2011
Entrevista con Hossam al-Hamalay

[Hossam al-Hamalay es miembro de la organización Socialistas Revolucionarios, así como del Centro de Estudios Socialistas de El Cairo. Periodista, bloguero, es uno de esos jóvenes "ciberguerrilleros" que están en el corazón de las revoluciones en curso en el mundo árabe. Ocupante regular de la plaza Tahrir, se dedica a difundir regularmente una información alternativa en el mundo entero, vía su blog, su cuenta Twitter o su página en Facebook /1. Ha aceptado responder por teléfono a algunas de nuestras preguntas el domingo 6 de febrero. Esperando poder continuar escuchando su punto de vista sobe la movilización los próximos días…]

Melanie Souad y Kevin Vay: ¿Cuál es el ambiente en este comienzo de nueva semana de movilización?

Hossam al-Hamalawy: Hoy la calle estaba eufórica. En la plaza Tahrir, entre medio millón y un millón de manifestantes cantaban contra Mubarak. Ha habido funerales masivos en memoria de un hombre asesinado por la policía durante las manifestaciones. Ha habido igualmente un concierto; había un ambiente de carnaval en la plaza Tahrir. No siempre ha sido así, ha habido días en que hemos sido atacados continuamente por la policía y grupos de criminales a caballo enviados contra nosotros. Parecía una película medieval.

MS/KV: ¿Tienes confianza de cara a la semana que viene?

Hossam al-Hamalawy: La determinación es elevada, eso anima. La gente está confiada en que Mubarak va a irse pronto. Tanto más si se tiene en cuenta que hace una concesión tras otra. Pensamos que vamos a lograr echarle muy pronto.

MS/KV: ¿Ha sido seguido el llamamiento a la huelga general del lunes pasado (31 enero)? Más en general, ¿es la huelga uno de los principales medios de lucha?

Hossam al-Hamalawy: Es cierto que la oposición ha llamado a una huelga general. En realidad, si el país ha quedado más o menos bloqueado, no es tanto a causa de la movilización sino a causa del toque de queda militar y de la represión gubernamental. Entre los millones de egipcios que han tomado parte en las manifestaciones, los militantes de la oposición representan numéricamente una minoría. Los trabajadores toman parte en las manifestaciones de masas en tanto que ciudadanos, y no como trabajadores. Hace dos días que los obreros en huelga han dicho que no volverían al trabajo antes de la caída del régimen. Hay cuatro focos de lucha económica: el molino de Suez, la fábrica de abonos de Suez, una fábrica de textil cerca de Mansoura (alto delta), ha salido a la huelga, han expulsado a su director general y autogestionan su empresa. Hay también una imprenta en el sur de El Cairo que se llama Dâr Almatâbi, donde también han echado a su director y autogestionan la empresa. Pero aunque los trabajadores participan en las manifestaciones, no desarrollan formas de acción independientes, en tanto trabajadores. No hemos visto tampoco trabajadores sindicarse más masivamente y de forma independiente. Pero si llegara, pienso que toda la ecuación de la lucha cambiaría.

MS/KV: Pero es al menos un verdadero acontecimiento…

Hossam al-Hamalawy: Si. Pero no hablo más que de cuatro fábricas, hay centenares de ellas en Egipto. El número máximo de manifestantes estimado por la BBC para el 1 de febrero era de ochomillones de egipcios a escala nacional. Hay que tener conciencia de que la mayoría de ellos son trabajadores y pobres urbanos, el problema es que no tienen su propia dirección.

MS/KV: ¿Qué papel ha jugado la tecnología internet 2.0 en el desencadenamiento de la movilización?

Hossam al-Hamalawy: Internet y la tecnología 2.0 [utilización de herramientas de tipo redes sociales, blogs, skype, etc] han sido instrumentos para difundir la información. Ya sé que los medios principales han llamado a ésta una “revolución facebook”, pero son gentes de carne y hueso las que han salido a la calle a enfrentarse a la policía, e incluso cuando el gobierno ha cortado internet durante cuatro días, además de cortar las redes de comunicación y los sms, la movilización ha continuado. Así pues, si es cierto que la web 2.0 ha sido un factor muy importante para difundir las informaciones sobre las manifestaciones y animar a la gente a ir a ellas, no ha sido el único factor que ha llevado a la gente a la calle.

MS/KV: Considerando que la web 2.0 se ha convertido en una fuente de información al lado de los medios tradicionales, y una herramienta para organizase, ¿el Centro de Estudios Socialistas ha desarrollado una estrategia de propaganda? ¿Cuál es tu posición sobre este tema?

Hossam al-Hamalawy: Los socialistas en Egipto utilizan las herramientas web 2.0 como las demás corrientes políticas; no hemos utilizado de forma particular internet hasta ahora. Aproximadamente 20 millones de los 85 millones de egipcios tienen acceso a internet, pero su fuerza está en que los medios tradicionales han comenzado también a utilizarla como una fuente de información. Si los blogueros más conocidos o los militantes de internet cuelgan algo en su blog leído por unos miles de personas, está más o menos garantizado que la BBC, Al-Jazira u otros medios tradicionales retoman la información y harán que sea leída por millones de personas. Así se difunde la información .

MS/KV: Volvamos sobre la movilización. ¿Qué defendéis en el movimiento en estos momentos el Centro de Estudios Socialistas y tú individualmente?

Hossam al-Hamalawy: En estos momentos, el movimiento socialista intenta empujar la situación hacia adelante en el sentido en que hay actualmente una enorme ocupación en la plaza Tahrir y al mismo tiempo no hay dirección. Hay comités populares en los barrios que garantizan la seguridad y que garantizan también a menudo el aprovisionamiento, organizan el tráfico. Los egipcios fuera de Tharir no están necesariamente familiarizados con lo que allí ocurre. El gobierno difunde mentiras, un día nos acusa de obedecer a agentes extranjeros, después de ser agentes de Al-Jazira, y después agentes de al-Qaeda. Hacen declaraciones estúpidas según la cual estaríamos a sueldo de Israel. Lo que intentamos hacer en este momento es empujar a nuestros contactos en los centros industriales a comenzar a lanzar sindicatos obreros. Es el único medio para salvar la revolución. Particularmente cuando la mayor parte de la oposición tradicional intenta robarla.

MS/KV: ¿Qué piensas del hecho de que haya tres jornadas de acción esta semana?

Hossam al-Hamalawy: Hay acciones todos los días. Sé que los medios han hablado de acciones específicas cada tres días, pero no es lo que los medios dicen. De hecho, las protestas llegan de forma cotidiana.

MS/KV: Todas estas convocatorias a acciones, manifestaciones, etc.. ¿de dónde vienen? ¿Quién estructura estas convocatorias, las lanza?

Hossam al-Hamalawy: La ocupación (de la plaza Tahrir)  no tiene una dirección unificada, sino que hay megáfonos en la plaza en los que la gente puede tomar la palabra y expresar sus reivindicaciones, y hay discusiones permanentemente entre los manifestantes sobre la dirección a tomar. Los medios han probablemente repetido el discurso de la oposición tradicional, pero no hay por el momento consenso entre los millones de manifestantes de la plaza.

MS/KV: ¿Participáis en el Movimiento Nacional por el Cambio?

Hossam al-Hamalawy: No formamos parte de él, pero al mismo tiempo, como sus militantes participan en las manifestaciones, estamos codo con codo, pero esto no significa que apoyemos a al-Baradei.

MS/KV: ¿Cómo interviene en el movimiento el Centro de Estudios Socialistas, con qué medios?

Hossam al-Hamalawy: No puedo entrar en detalles sobre este tema, por razones de seguridad.

MS/KV: Hemos convocado una Conferencia Anticapitalista mediterránea los días 7 y 8 de mayo en Marsella, estamos entusiasmados con la idea de oír los ecos de las revoluciones árabes. ¿Cómo piensas que puede ser esto una herramienta?

Hossam al-Hamalawy: Toda reunión internacional puede ayudar mucho a la revolución egipcia. Necesitamos que quienes luchan contra el capitalismo organicen la solidaridad, lleven nuestra experiencia a sus países, organicen manifestaciones ante las embajadas egipcias, hagan presión sobre sus gobiernos para que dejen de intervenir en los “asuntos revolucionarios”. No sobreviviremos y no aguantaremos el impulso revolucionario sin solidaridad internacional…

6/02/2011

http://www.npa2009.org

NOTAS:

1/ http://yfrog.com/h4qeebnj ; en Facebook : 3arabawy ; en Twitter : http://twitter.com/3arabawy
Blog : http://arabawy.org

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Subir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*